Operación Ñandutí. A la caza de cultivadores de cannabis.

Tuvimos la oportunidad de expresar nuestra visión acerca de lo acaecido recientemente en Rivera con la «Operación Ñandutí». Solo con ver lo incautado, expuesto en las imágenes de la prensa local, podemos darnos cuenta de que no estamos ante un operativo policial en toda su regla, ni ante una adecuada praxis judicial, ni ante un banda de narcos.

Esperamos que este humilde aporte sirva al menos para revertir un poco el desconocimiento de la población sobre la realidad de estos desafortunados hechos, y demostrar entre otras cosas que se realizaron incautación de objetos y plantas que no se justifican. Pero sobre todo esperamos que se haga justicia, y se resuelvan los procesos judiciales en curso desde la ley 19.172 y no bajo figuras obsoletas, de claro corte punitivista, y que arruinan la buena moral y la vida de ciudadanos honestos, mientras se hace estadística inútil y piruetas para la hinchada.

«La denuncia anónima es un sistema que ya de por sí es dudoso. Pero se está utilizando muchísimo para que los fiscales, y las fiscales promuevan allanamientos. (…) Surge otra figura, que la estaba viendo también en el caso de la «Operación Ñandutí». Y que es una constante en los procedimientos que se están dando en el país. Que es la hipótesis de tenencia no para consumo. O sea que si al juez y a la fiscal se les ocurre decir que lo que vos tenés ahí, no es para consumo propio -aún cuando no haya pruebas- es libre de condenarte, o minimamente hacerte pasar un muy mal rato con un prisión preventiva».

«Lo más preocupante son las objeciones de conciencia prácticamente… como se hizo con el aborto… y con respecto a los detractores de esto (la cannabis) a nivel institucional. Quienes ocupan por ejemplo cargos judiciales, o cargos públicos como puede ser un ministerio. No puede ser que los berretines, o las opiniones de una persona terminen condenando a gente que bien… o es inocente… o ha cometido delitos menores, que a todas luces no ameritan penas de prisión de dos a tres años.»

Entrevista para «EDICIÓN ILIMITADA» por canal R+ de Rivera-Uruguay.

Por último dejamos algunas imágenes de lo incautado. Así como nuestra visión sobre la correspondencia o no de su incautación.

Así se presentaban la totalidad de los objetos incautados en más de once allanamientos. Al mismo tiempo se comunica a prensa que se había logrado un golpe policial a una «banda criminal». La realidad es que la mayoría de los imputados ni siquiera se conocían entre sí.

Las plantas incautadas. Aquí vale aclarar que por ley, la capacidad sicoactiva de la marihuana es exclusivamente de la flor de la planta hembra de la cannabis, Aquí vemos solo unos plantines que lejos están de mostrar si son macho o hembra, y obviamente carecen de flores. Por lo tanto estar en posesión de esos plantines no es ilegal bajo ningún concepto.

A su lado podemos observar una bolsa con flores verdes (frescas) y otras en muy mal estado. Pero además vemos ramas y hojas que no deben ser tenidas en cuneta a la hora de pesar «la droga». Ya que también por ley, hojas, ramas y semillas de la cannabis quedan fuera de la definición de «droga».

Aquí un «peligrosísimo» brownie, junto a la «mortífera» manteca de mariguana. Cualquiera de ambos pueden elaborarse para consumo propio y su uso compartido en el hogar, Evidentemente pesaron todo el brownie, y toda la manteca como «droga».

Y finalmente las semillas. Que por todo lo expuesto anteriormente no constituyen «droga» ni son ilegales.

Link a la publicación que desarrolla la noticia y contiene las imágenes AQUÍ.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.